Receta : Panecillos de calabaza y maní

Es mucho más probable que los niños coman cuando ayudan a cocinar o a hornear. Entonces si busca maneras de lograr que sus hijos coman alimentos más nutritivos, es momento de llevarlos a la cocina. No será difícil con esta deliciosa receta de panecillos de calabaza y maní.

La incorporación de ingredientes nutritivos como la mantequilla de maní puede tener un papel importante para mantener una alimentación saludable para toda la familia. La mantequilla de maní contiene proteínas, fibras y grasas saludables, que pueden proporcionar energía duradera. Una porción de mantequilla de maní suave ofrece una fuente natural y vegetal de ocho gramos de proteínas y más de 30 fitonutrientes y nutrientes esenciales.

Desde actividades tales como medir y colocar ingredientes, hasta batir, servir y rociar, los niños de todas las edades se divertirán con estos bocadillos saludables.

Panecillos de calabaza y maní

Rinde: 12 panecillos

Ingredientes: 

  • 1          taza de harina multipropósito
  • 1          taza de harina para pastelería de grano entero
  • 1          cucharadita de salsa de pastel de calabaza
  • 1          cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2       cucharadita de sal
  • 1/2       cucharadita de canela molida
  • 3/4       taza de azúcar morena oscura
  • 3          cucharadas de melaza no sulfurada
  • 3          cucharadas de aceite de canola
  • 2          huevos grandes, separados
  • 1          taza de calabaza en lata (sólida)
  • 1          cucharadita de extracto de vainilla
  • 3/4       taza de suero de leche reducido en grasa
  • 3/4       taza de maníes tostados, salados, triturados, divididos
  • aceite en aerosol

Elaboración:

  1. Precaliente el horno a 400° F. Cubra un molde para 12 panecillos con aceite en aerosol o coloque moldes de papel.
  2. En un recipiente mediano, bata los primeros seis ingredientes hasta integrar.
  3. En un recipiente grande, bata el azúcar morena, la melaza, el aceite y un huevo hasta incorporar. Agregue el otro huevo, la calabaza y la vainilla, y bata nuevamente hasta incorporar.
  4. Agregue gradualmente la mezcla de la harina para humedecer los ingredientes, alterne con el suero de leche hasta incorporar. Tenga cuidado de no batir demasiado.
  5. Agregue 1/2 taza de maníes.
  6. Coloque la preparación en el molde para panecillos y llénelos aproximadamente hasta las 3/4 partes. Rocíe la parte superior de cada panecillo con la taza restante (1/4) de maníes picados.
  7. Hornee hasta que estén esponjosos y dorados y hasta que al insertar un palillo en el centro del panecillo, salga limpio. Ello tomará aproximadamente 20 minutos.
  8. Deje enfriar los panecillos en el molde o en una rejilla de metal durante 15 a 20 minutos. Si no ha utilizado papel, deslice un cuchillo alrededor de los bordes de los panecillos para separarlos del molde. Sírvalos tibios o fríos; guárdelos en un recipiente hermético, en una bolsa plástica resellable durante 4 días, como máximo, o en el freezer durante 4 meses, como máximo.

Información nutricional (por porción, 1 panecillo): 240 calorías, 9,5 g de grasa (1,5 g de grasa saturada), 36 g de carbohidratos, 3 g de fibra, 6,5 g de proteínas, 35 mg de colesterol, 265 mg de sodio.

 

Para obtener recetas nutritivas y pensadas para niños, visite  www.nationalpeanutboard.org.

 Fuente: Family Features y National Peanut Board

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: