Receta: Pizzas de Pita, Uvas y Requesón

El ritmo acelerado de los horarios de regreso a la escuela puede hacerle sentir que casi cada aspecto de la vida es un momento decisivo. Por suerte, en lo que se refiere a la alimentación de la familia, existen algunos alimentos simples, que probablemente ya tenga a mano, que pueden aportarle soluciones fáciles tanto para las meriendas como para las comidas.

Una solución fácil como las uvas de California son un alimento básico fresco del que puede depender porque siempre están listas para comer. Aunque en realidad las uvas son ideales como meriendas porque se mantienen frescas, almacenan y se transportan bien, estas frutas saludables y deliciosas también son una adición simple para las comidas del día. Las uvas requieren una preparación mínima, por eso son tan sencillas como acompañamiento o como un modo divertido de aportar el fresco factor vegetal en una amplia variedad de recetas aptas para la familia, como estas Pizzas de Pita, Uvas y Requesón.

Los consejos como estos muestran cómo puede incorporar las uvas a cada comida con facilidad:

Desayuno: Una taza de yogur cremoso y granola crujiente adquieren una nota dulce cuando se cubren con un manojo de uvas. Corte las uvas en rodajas o cuartos y luego mézclelas bien para lograr una combinación de texturas y sabores en cada bocado.

Merienda matutina: combine las uvas con queso y galletas para obtener una merienda dulce y sabrosa con el fin de mantener su energía elevada y su apetito bajo control hasta la hora del almuerzo.

Almuerzo: un manojo de uvas puede compensar un bocadillo y agregarle un gustito dulce a la comida del mediodía.

Después de la escuela: las uvas ofrecen hidratación y energía rápida por eso son el método ideal para recargarse después de los deportes escolares o para contribuir con un poco de energía cerebral extra para la hora del estudio.

Una cena rápida: use las uvas como acompañamiento sencillo que combina con todo. Una comida rápida como un bocadillo de queso a la plancha y uvas saca al niño en cada uno de nosotros.

Merienda nocturna: hacia el final del día, los antojos pueden aumentar gradualmente, pero tener un tazón de uvas frescas a mano para comer como merienda después de la cena ayuda a evitar las opciones sumamente procesadas y saladas.


 

Pizzas de Pita, Uvas y Requesón

Porciones: 4

Ingredientes:

  • 2 panes árabes tipo pita integrales con bolsillo (de aproximadamente 6 pulgadas (15 cm) de diámetro)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2  taza de requesón semidescremado, separado
  • 1  taza de uvas de California rojas o negras sin semillas, cortadas en rodajas finas o en mitades
  • 2 cucharaditas de miel
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 6 hojas grandes o 12 pequeñas de albahaca, cortadas en cintas

Elaboración:

  1. Caliente el horno a 450° F (232° C). Cubra dos bandejas con papel para hornear.
  2. Corte por la mitad los panes pita con bolsillo para que cada uno forme dos círculos, creará cuatro círculos en total. Coloque los círculos de pita en las bandejas con el borde cortado hacia arriba y úntele al molde de cada uno con aceite.
  3. Coloque 2 cucharadas de requesón en cada pita y deje una separación de aproximadamente 1/2 pulgada (1,3 cm) alrededor de los bordes y luego acomode las uvas en rodajas en una única capa sobre el requesón. Hornee hasta que los bordes estén crujientes y el requesón esté tibio, entre 5 y 7 minutos.
  4. En un pequeño tazón, mezcle la miel y el jugo de limón hasta que la miel se disuelva.
  5. Cuando las pizzas estén listas, salpique cada una con aproximadamente 1/2 cucharadita de la mezcla de miel y limón.
  6. Coloque una pizca de albahaca sobre las pizzas. Sirva de inmediato.

Encuentre más ideas formidables para disfrutar las uvas durante el día en grapesfromcalifornia.com.

Fuente: California Table Grapes Commission y Family Features

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: