La historia que impactó a muchos resulto ser un engaño!


En realidad el brazo de Susyj87 no fue verdaderamente tatuado. Estaba decorado con falsos tatuajes que se transfieren y luego desaparecen en algunos días.


Y esas treinta horas de dolor que ella tuvo que soportar? Pues eso también fue una mentira. 



Todo era parte de una campaña de marketing viral para promocionar una empresa holandesa especializada en la creación de regalos a partir de los perfiles facebook. 

FuenteTwittear

Leave a Comment

Deja un comentario